24

DE SEVILLA A CARMONA PARA DISFRUTAR DEL ‘SABROSO’ MES DE LA TAPA

Aún estamos a tiempo de disfrutar de uno de los eventos gastronómicos más esperados en la provincia de Sevilla. No debemos, sin embargo, despistarnos, una vez que este fin de semana será el último en que podamos disfrutar del Mes de la Tapa de Carmona. Un evento en el que, con la participación de 24 restaurantes y bares, se promociona la gastronomía local. Y todo ello en una localidad que, ubicada sobre la última cota de importancia de los Alcores, dominando la amplísima Vega del Corbones, posee un atractivo patrimonio histórico-cultural y se encuentra solo a un pequeño paseo en coche desde nuestro apartamento en el centro de Sevilla.

Hagamos un planning, puesto que quizás no tengamos demasiado tiempo para disfrutar de todo lo que pueden ofrecernos Sevilla y Carmona. Amanecemos en nuestro apartamento turístico con encanto y, tras un revitalizante desayuno, nos ponemos en marcha para recorrer los apenas 30 kilómetros que separan ambas localidades.

La mañana podemos dedicarla a conocer algunas de las hermosas casas-palacio que salpican toda la localidad: las de los Lasso, con varios patios interiores, jardín y numerosas dependencias y salones, algunos decorados con techos de madera de gran belleza; los Domínguez, de estilo barroco y construido en el siglo XVII; los Briones, de la primera mitad del siglo XVI y que responde al prototipo de palacio renacentista con tradición mudéjar; los Rueda, que cuenta con un mobiliario, lienzos, grabados y lámparas de indudable belleza; y los Aguilar, que fue antigua sede del Concejo, al menos hasta la segunda mitad del siglo XVI.

Mención aparte merecen las casas-palacio del Marqués de San Martín o Conde de Rodezno, que cuenta con 9 patios y nos permitirá viajar al pasado al encontrarse decorada exactamente igual que lo estuvo hace siglos (la salas de estar roja y azul están adornadas con los gustos de la época de Isabel II), además de haber sido escenario de varias películas; y la de don Alonso Bernal Escamilla, también conocida como de los Turmos, en cuyo dintel de la puerta hay un inscripción y a los lados unas cadenas que recuerdan la estancia en este lugar del rey Felipe IV y su hermano el infante don Carlos.

Una pausa para disfrutar de la gastronomía que nos ofrece el Mes de la Tapa. Cada uno de los establecimientos participantes nos ofrece tapa más bebida a un precio de cuatro euros. Podremos degustar, entre otras delicias, solomillo crujiente de manzana, capirote de la mar con arroz salteado, ceviche de vieiras en la niebla, bomba de cordero lechal con centro de su propio paté y alioli de menta, croquetas de boletus y gambas al ajillo, albóndigas de choco con salsa vizcaína o pan bao de pollo hoisin, mahonesa kimchi y chutney de mango.

Por la tarde, antes de regresar a nuestro apartamento turístico con todos los servicios en Sevilla, podemos visitar la necrópolis y el anfiteatro. La primera data en torno al siglo I y es uno de los yacimientos más importantes de la Península por su buena conservación, y el segundo, ubicado frente a la necrópolis, estuvo destinado en tiempos del imperio romano a espectáculos de fieras y a otras manifestaciones artísticas y culturales.

También merecen una visita la espectacular Puerta de Sevilla, el Museo de la Ciudad, que se ubica en la casa-palacio Marques de las Torres, la Puerta de Córdoba, la Fuente de los Leones y la Alameda de Alfonso XIII, el mausoleo y el puente romanos, el centro temático del mudéjar, el Alcázar de Arriba y Cubete, el teatro Cerezo o su impresionante patrimonio religioso con la iglesia prioral de Santa María y los templos del Salvador, San Pedro, San Bartolomé, San Francisco…, los conventos de las Descalzas y de la Concepción o las ermitas de Santa Ana, San Antón, San Mateo, Nuestra Señora de Gracia…

Al día siguiente, tras haber descansado en nuestro apartamento turístico de lujo en Sevilla, llega el momento de disfrutar de la capital de Andalucía y de su famoso tapear. Un paseo por el centro nos permitirá visitar la catedral y contemplar la belleza de la Giralda, sorprendernos con las estancias y jardines del Real Alcázar, sumergirnos en la historia del descubrimiento del Nuevo Mundo en el Archivo de Indias o contemplar el reflejo de la Torre del Oro en las aguas del Guadalquivir. Muy cerca se encuentran también el barrio de Santa Cruz, la Fábrica de Tabacos, sede hoy de la Universidad de Sevilla, o el Parque María Luisa y el impresionante legado arquitectónico que dejó la Exposición Iberoamericana del 29 y su arquitecto jefe, Aníbal González, con la Plaza de España como obra cumbre.

Compartir este Post: